Homenaje a las Fuerzas Armadas

Video Homenaje a las Fuerzas Armadas

sábado, mayo 21, 2005

GIRA DE LOS PAYASOS POR ISRAEL

***Maragall, Carod y Clos generan una queja formal de Israel tras una cadena de provocaciones.
La Generalidad de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona han conseguido, en pocas horas, que Israel proteste oficialmente a través de su embajador. Si los caprichos de Carod contra la bandera de España en Tel Aviv y Jerusalén se califican de "incidente", el libro que compara el Holocausto nazi con el muro de Cisjordania se interpreta como "muy grave". Por si fuera poco, ERC ha exigido este viernes al Gobierno que se congelen acuerdos de cooperación si siguen los "asentamientos". Mientras, Carod posa para Maragall con una corona de espinas a la salida del Santo Sepulcro.

Enlace

***Fotos y carcajadas en Jerusalén con la corona de espinas.
Después de sembrar la polémica con la bandera de España y plantar a las autoridades en un homenaje a Isaac Rabin, Carod ha tenido tiempo para seguir provocando a Israel con la ayuda de Maragall. De turismo por Jerusalén, los dos políticos pasaron por una tienda de recuerdos a la salida del Santo Sepulcro. El presidente de la Generalidad tuvo la ocurrencia de colocar una corona de espinas a su socio. Entre carcajadas, Carod exclamó "esta si que es buena", momento que aprovechó Maragall para fotografiarle. Duran Lleida lo ha calificado de "espectáculo vergonzoso".
Noticia Completa

***Payasos de feria.
Vaya pareja! Es un auténtico espectáculo lo de estos dos elementos que viven de la provocación política, del paletismo vital y del ridículo universal. Maragall y Carod Rovira de la mano y al unísono en Israel dispuestos a seguir laminando todo lo que signifique seriedad, normalidad democrática e imagen de España.

Ante el asombro y las quejas de los anfitriones, el Gobierno de Zapatero se debería avergonzar por tener a estos dos políticos como compañeros de partido o como socios de Gobierno. En un Ejecutivo de cualquier democracia occidental no se permitiría esta ofensa nacional, este insulto a los símbolos y este sorna hacia los principios. Pero no, el talante le impide a Zapatero decir nada. El presidente deja hacer, lo permite todo, y además parece como sí lo que está ocurriendo no fuera con él. Pero se equivoca.

El presidente del Gobierno tiene la obligación de defender los intereses de España. Y una vez más se esconde acobardado, incapaz de levantar la voz a los que ciertamente controlan y mandan sobre su Gobierno. Sí esta situación de ZP no es una hipoteca política, que alguien nos explique como se le puede llamar.
***Estamos en una feria. Y los payasos tienen nombre y apellidos.

Enlace